Oficina CEER
 20-04-2010
LA LEY DE LA CIENCIA, LA TECNOLOGÍA Y LA INNOVACIÓN FAVORECE EL DESARROLLO Y ESPECIALIZACIÓN DE NUESTRAS INSTITUCIONES EN MATERIA DE INVESTIGACIÓN Y POTENCIA LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA

- La ministra Ciencia e Innovación ha subrayado que las instituciones capaces de formar talento, generar conocimiento y transferirlo a la sociedad son imprescindibles para el cambio de modelo.

- La Ley aborda tres cuestiones fundamentales: la eliminación de barreras a la movilidad del personal investigador, una mayor cooperación público-privada, y un modelo de gestión y financiación independiente, moderno y eficaz.

- Del mismo modo ha señalado que las universidades que quieran ser competitivas deberán tener en cuenta el impacto internacional de sus resultados de investigación.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha clausurado esta tarde la Jornada de los Consejos Sociales de las Universidades Públicas Españolas donde ha subrayado que la nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación favorece el desarrollo y especialización de nuestras instituciones en materia de investigación y potencia la transferencia de tecnología y la colaboración entre los distintos agentes.

En este sentido, Garmendia ha destacado el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación al Sistema Universitario al dedicar más recursos y nuevos instrumentos de financiación, y ha insistido en que las instituciones capaces de formar talento, generar conocimiento y transferirlo a la sociedad son imprescindibles para el cambio de modelo, y es en este contexto, en el que las universidades adquieren un renovado protagonismo.

La ley aborda tres cuestiones fundamentales: la eliminación de barreras a la movilidad del personal investigador, una mayor cooperación público-privada, y un modelo de gestión y financiación independiente, moderno y eficaz.

Respecto a la eliminación de barreras la ley se refiere particularmente aquellas que afectan a la movilidad del personal investigador entre organismos públicos de investigación y universidades pero también entre el sector público y privado. Con ello, ha señalado Garmendia, lograremos estimular la competitividad y la excelencia e impulsar la transferencia de conocimiento, tan necesaria para la conversión de nuestras capacidades científicas en potencial innovador.

Del mismo modo, durante su intervención, la titular de ciencia e innovación ha recordado que a pesar de los avances de los últimos años, la inversión privada en I+D+i sigue siendo inferior a la que nuestro país necesita. Precisamente, la futura Ley trata de corregir esta situación desde dos perspectivas: la del mecenazgo y la de la inversión con objetivos de mercado.

En relación a esta última idea, Garmendia ha explicado que la Ley de Ciencia complementa a las medidas incorporadas en el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible en aspectos como los mecanismos de protección y explotación de resultados de investigación, y reconoce particularmente la singularidad de las empresas de base tecnológica a través de la figura del Estatuto de Joven Empresa Innovadora.

Otro de los aspectos que ha destacado la Ministra y que aborda la Ley es el establecimiento de un nuevo marco para la realización de convenios de cooperación público-privada en materia de I+D destinados a facilitar el desarrollo conjunto de actividades entre las que se encuentran la realización de proyectos, la cesión de espacios e infraestructuras o el propio fomento de centros de participación público-privada.

Según ha señalado la ministra, es precisamente en el desarrollo de todas estas cuestiones donde el papel de los Consejos Sociales de las Universidades será clave por su experiencia en el fomento de la transferencia de conocimiento y por su carácter emprendedor.

La Ley establece también un nuevo instrumento de fomento y coordinación de la innovación: la Estrategia Estatal de Innovación. En ella, se contempla el impulso a la compra pública innovadora, la difusión territorial de la innovación o la internacionalización de nuestras actividades de innovación.

Finalmente, Garmendia ha explicado que la futura Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, incorpora medidas dirigidas a lograr un sistema de I+D+I más eficiente y más eficaz en la gestión de los fondos públicos que la Administración General del Estado destina a I+D, mediante la conversión de las actuales unidades gestoras a una nueva estructura de gestión: la futura Agencia Española de Investigación que junto con el CDTI permitirá dotar al sistema español de un modelo similar al de los países líderes dentro de nuestro entorno.

Campus de Excelencia Internacional.
La ministra ha finalizado su intervención señalando que las universidades que quieran ser competitivas deberán tener en cuenta en sus estrategias el impacto internacional de sus resultados de investigación, el grado de internacionalización de sus estudiantes y profesorado, y un mayor nivel de apertura y colaboración con el resto de los actores involucrados en el denominado “triángulo del conocimiento”.

Para acompañar a las universidades en este sentido, la ministra ha recordado la puesta en marcha del programa Campus de Excelencia Internacional que el Ministerio de Ciencia e Innovación lidera junto con el con Ministerio de Educación, y que en 2009 destinó 200M€.

La ministra ha finalizado su intervención destacando que las Universidades que han logrado este distintivo demuestran con sus proyectos que no se conforman sólo con dar respuestas a las demandas sociales, sino que quieren anticiparse a ellas e influir “proactivamente” en su entorno.

Sobre la jornada.
Esta jornada, que durante dos días ha reunido a los representantes de los Consejos Sociales de las 50 universidades públicas españolas se ha convocado bajo el lema "Consejos Sociales: un puente entre la Universidad y la sociedad".

El acto, que ha estado organizado por el Consejo Social de la US y la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Públicas Españolas, ha contado también con la participación de Joaquín Luque, rector de la Universidad de Sevilla; María Luisa García, presidenta del Consejo Social de la US; Joaquín Moya, presidente de la Conferencia de Consejos Sociales, y Enrique Román, presidente del Foro Andaluz de Consejos Sociales.

La Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Públicas Españolas es una asociación que agrupa a todos los consejos sociales de las universidades públicas españolas y tiene como fines el apoyo a la actuación de éstos, promover la colaboración e intercambios de experiencias, cooperar en iniciativas para la relación entre las universidades y la sociedad y cualquier otra actividad que permita reforzar la presencia y participación de los consejos sociales tanto en la sociedad como en la Universidad.

Fuente: http://www.micinn.es